El Pop It o “hazlo saltar” es un divertido juguete inventado en el año 1975 por Theo y Ora Coster, una pareja de inventores de juegos de origen judío, ya fallecidos en 2019 y 2021 respectivamente. Entre sus cientos de creaciones, desde que iniciaron su actividad a mediados de los sesenta, está el famoso Quién es quién, o Unánimo, por citar solo algunas de las más populares. Sin duda, las creaciones de la familia Coster han hecho la infancia de millones de niños españoles y de todo el mundo más divertida y entretenida, especialmente en la época de los 80 y 90 cuando los niños no tenían acceso a ordenadores ni tablets.

Los inventores del pop it: Theo y Ora Coster. Credito: Moti Milrod

Pero, para entender los orígenes de sus invenciones lúdicas, hay que retroceder en el tiempo. Theo Coster, nacido en Países Bajos, se llamaba en realidad Maurice Simon Coster y en su infancia compartió aula con Ana Frank a quien dedicó Memorias de Ana Frank, en recuerdo y homenaje a 17 de sus 30 compañeros de clase asesinados por los nazis. Fue gracias a ocultarse tras el nombre de Theo, uno de los personajes de sus libros de infancia, que logró huir de la masacre. Su obra ha sido objeto de inspiración y recuerdo de aquella niña alemana judía que vivió oculta durante dos años en un ático de Ámsterdam.

Theo Coster, años después conocería a su futura esposa Ora Rosenblat (profesora de artes y manualidades) en Israel y, aunque su idea no era quedarse allí, acabó fijando su residencia en Tel Aviv. Sus inicios como desarrollador de juegos surgieron después de que les fuera encargado al matrimonio la idea de desarrollar regalos publicitarios cada vez que un cliente hacía una compra en una empresa. En el año 1965, Theo y Ora Coster fundaron el negocio familiar Matat («regalo» en hebreo), que pasó más tarde a llamarse Theora Design, nombre surgido de Theo y Ora. Ya a finales de los años setenta, la pareja creó el famoso y divertido ¿Quién es quién?, juego de caras que les hizo saltar a la fama mundial. El matrimonio tuvo dos hijos, Boaz y Gideon, los hoy herederos del legado y negocio familiar, y que crecieron rodeados de aquellos maravillosos juguetes que seguramente ayudaron a sus padres a inspirarse y crear nuevos juegos. Hoy en día, y tras el fallecimiento de Theo y Ora, son los encargados de llevar el negocio.

El origen del invento de Pop It

El origen en sí del juguete Pop It proviene de una tragedia familiar. La hermana de Ora falleció de cáncer de mama a mediados de los años 70. Su muerte inspiró a Ora cuando tuvo un sueño en el que había un campo de senos y pidió a su hijo, entonces co-director ejecutivo de Theora Design que desarrollara un objeto basado en su sueño y en honor a su hermana. Le pidió que diseñara un campo de pezones para apretarlos. Se diseñó un prototipo, pero quedó expuesto en la empresa familiar durante años sin que fuera comercializado, ya que la goma o caucho con la que actualmente se fabrican, no estaba disponible en aquel entonces.

A pesar de haber sido inventado más de treinta años antes, ningún fabricante se había interesado en la fabricación y comercialización del Pop it, hasta que en 2009 FoxMind decidiera fabricarlo para darlo a conocer al mundo entero. La versión anterior al Pop it era “Last one lost”, pero se limitaba a dos jugadores solamente. La empresa realizó algunos prototipos antes de asociarse con BuffaloToys y así obtener la exclusividad en 2019 con Target bajo el nombre de Pop it. Al principio solamente se vendieron algunos miles, pero, gracias a diversos influencers de la plataforma social TikTok, incluido un encantador mono de Carolina del Norte, el juguete ha logrado recientemente una popularidad mundial inimaginable, especialmente desde la primavera de 2021. El Pop it ha llenado jugueterías y bazares de España y del mundo entero, de cualquier país o continente.

El juego

El Pop It es un juego ideal para cualquier edad, sin excluir ni a los más pequeños, ni a los más mayores. Consiste en una bandeja de silicona que originalmente es cuadrada, pero se fabrica también en múltiples formas y tamaños. Está compuesta por bolas en relieve con franjas de colores que nos recuerdan al papel burbuja de embalar objetos frágiles. Al presionarlas hacen un característico sonido que puede llegar a ser adictivo y a la vez relajante. Los jugadores eligen la línea que quieren y van pulsando o explotando el número de burbujas que deciden. Cada vez van quedando menos burbujas y el jugador no puede invadir la línea que ha escogido el otro. En cada turno no es obligado explotarlas todas, y, si se quiere, se pueden petar las que uno decida. Con ayuda de dados, o por turnos, cada jugador va petando burbujas y se va avanzando. En el juego original, el que explota la última, es el que pierde. Una vez presionadas y terminado el juego, es posible devolverles su posición. También se puede jugar hundiendo primero todas las bolas y después ir presionando las que van saliendo otra vez. Es muy divertido, ya que hay que ser muy rápidos antes de que el contrincante pete la tuya.

Pop it con forma de animales

Pop it con forma de animales

La gran ventaja del Pop It es que pesa poco, ya que está fabricado de material resistente y lavable y puede utilizarse en todas partes, incluso cuando se viaja. Se puede usar en la bañera, en la piscina, o incluso se pueden petar sus bolas para evitar fumar. En el mercado se comercializan diseños muy variados de los Pop It con licencia de FoxMind y Theora Design, pero lamentablemente el 99% de los artículos disponibles en el mercado son imitaciones. Para paliar las falsificaciones, las grandes plataformas de venta de artículos online se han comprometido a permitir solamente los Pop It con licencia para respetar la propiedad intelectual de juguete, sin embargo, resulta muy difícil de controlar, especialmente porque se ofrecen a precios tan asequibles como 3 o 6 euros, dependiendo del tamaño.

Características del pop it

El Pop It es un juguete inquieto, del tipo fidget toys, como el famoso fidget spinner, que son básicamente manuales y de “manoseo”. Se utiliza, no solamente para jugar y divertirse, también contribuye a calmar el estrés e incluso estimula los sentidos de la atención en niños autistas. También es ideal para niños con hiperactividad y con problemas de concentración y de desarrollo motriz. En el ámbito de la educación también tiene sus aplicaciones, ya que se pueden crear plantillas plastificadas de la forma de nuestro Pop It y hacer actividades de todo tipo: desde matemáticas hasta ortografía y un sinfín de áreas. De hecho, en algunas escuelas ya se están implementando como complemento en las clases, ya que las burbujas hacen de teclado y hacen que las clases sean más interactivas dejando aparte el aburrimiento.

Un juguete divertido, pedagógico, terapéutico y barato, ideal para disfrutarlo solo, en familia, en la escuela, o con amigos, que permaneció durante muchos años en una vitrina y que hoy en día es objeto de diversión y entretenimiento gracias a las redes sociales y a los influencers.

Theo y Ora Coster están enterrados en un cementerio de Tel Aviv y, curiosamente, ambas lápidas dispuestas la una junto a la otra, tienen la misma forma que las plaquitas del “¿Quién es quién?”, el juguete más famoso y divertido de nuestra infancia.

tumbas de Theo y Ora Coster

Tumbas de los inventore del pop it: Theo y Ora Coster

En la actualidad, los encargados de conservar y explotar el negocio y legado familiar son los hijos de la pareja, que, seguramente nunca tuvieron un momento de aburrimiento en sus infancias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies